31/12/14

2015

2015

Año de buenos augurios. 

El número 8 es un número de muy buena suerte. Es el infinito. Dos círculos que se unen.

Casi siempre hacemos una lista de deseos para el próximo año. 

Pero ¿Por qué tener deseos?

¿Por qué no dejar lo que sea mejor para nuestras vidas a nuestro Yo Cuántico? y retirarnos del  mundo de los deseos.

Si no conseguimos nuestros deseos, nos desanimamos y entramos en el juego del ego.

Si nos liberamos del deseo nos liberamos del mundo de "Maya", (el mundo de la ilusión) y nos liberamos de los estados emocionales que los acompañan.

Así pues para el próximo 2015 solo me adhiero al fluir de la vida y a observar dónde me lleva, siempre en unión con mi Yo cuántico.

Desde el aquí y ahora doy paso a la paz interior.

Lo mejor está llegando

Desde el corazón doy la bienvenida al nuevo año y a la nueva energía que trae consigo.

Feliz 2015 aprendiendo a vivir


No hay comentarios:

Publicar un comentario